@ el Parque de las Cavernas del Río Camuy una experiencia totalmente diferente

0
26

Desde el 1986, muchos de nosotros hemos tenido el privilegio de visitar el Parque de las Cavernas del Río Camuy. Tan es así, que el mismo es visitado por más de 150 mil personas al año. Realmente, cuando entramos al sistema de cavernas vivimos una experiencia fascinante porque es como transportarse a otro lugar. De hecho, algunos de nosotros llegamos a dudar, incrédulos, que tenemos estas maravillosas formaciones en nuestro país.

Si de día la visita a las Cavernas es sorprendente, hacer el recorrido nocturno por las mismas es más que una aventura, es toda una experiencia: desde el observar una gran cantidad de murciélagos fruteros que te recibe en la Cueva Clara, hasta el escuchar la fauna nocturna y percibir el cambio en la temperatura. Ante la presencia de muchos murciélagos, se recomienda cerrar la boca para evitar un accidente no deseado. Sin embargo, los mismos provocan un asombro tal en el visitante que es inevitable que la quijada sea atraída por la gravedad. Para aquellos que desconocen, los murciélagos no son aves, son mamíferos, y en las cavernas podemos encontrar 9 de los 13 tipos de murciélagos existentes en Puerto Rico.

Los murciélagos se caracterizan como polinizadores, dispersores de semillas y controladores de plagas de insectos. Otras especies que podemos encontrar en las Cavernas son el guabá y el grillo. Las Cavernas cuentan con diversas formaciones de roca caliza tales como estalactitas, estalagmitas y espeleotemas (columnas que se forman cuando se unen las estalactitas con las estalagmitas), entre otras. Algunas de las formaciones simulan cascadas congeladas a las que se les conocen como “coladas” o en inglés como flowstones. Estas formaciones hacen del recorrido uno más interesante
ya que podrás exhortar a la imaginación para encontrar semejanzas tales como “la cara del indio”, “la bruja” y “el brócoli”, entre muchas otras figuras.