Downhill cobra vida en Puerto Rico

0
90

El deporte extremo del Downhill en Puerto Rico nació en el pueblo de Quebradillas y fue tanta la euforia de los corredores que el mismo ha evolucionado a través de toda la Isla. El deporte de Downhill consiste en bajar cuestas con curvas a gran velocidad en patineta larga o longboard. La vestimenta que utilizan estos atletas son trajes de cuero y protectores como el casco, rodilleras, coderas y guantes. Este deporte es considerado uno de los más peligrosos pero a su vez más excitantes para los fanáticos del mismo.

En las competencias y para la seguridad de los corredores, se utilizan pacas de heno en los extremos laterales para amortiguar la caída que puedan tener algunos de los participantes. Además se recomienda a los practicantes que realicen el deporte en carreteras poco transitables para evitar colisiones. Este deporte internacional se agrupa formalmente a través de la International Gravity Sports Association (www.igsa.com), mediante la cual y desde el 1997 desarrolla eventos mundiales en Europa, Canadá, Estados Unidos y pronto esperamos que se pueda desarrollar uno en la Isla.

En Puerto Rico, la organización sin fines de lucro y de base comunitaria, Pirata Surf Club es la pionera en la organización de eventos de downhill. Ejemplo de esto lo fue El Guajataca Downhill, evento que reunió sobre 10,000 personas entre locales y visitantes. Además, se encarga de organizar competencias de surfing, bodyboarding, skate, longboards, downhill, campamentos de surf, festivales entre otros con el objetivo de que nuestra juventud adquiera conciencia, respeto al océano y a las actividades al aire libre.

El Pirata Surf Club también participa en actividades ambientales como recogidos de basura y reforestación en las playas de Guajataca y la playa Puerto Hermina. Otro logro notable de esta organización es la del cuerpo de voluntarios de salvavidas de la playa de Guajataca, la cual actualmente cuenta con rescatistas debidamente adiestrados y certificados. Esto gracias al esfuerzo voluntario e incansable de los quebradillanos y miembros de áreas limítrofes. Gracias también a la colaboración del señor Héctor ‘El Pájaro’ Valle, primer presidente de la organización y a los esfuerzos de sus integrantes que promueven el deporte extremo de downhill en todo Puerto Rico y en el exterior.