Amoná Una isla que debes descubrir

0
61

Había escuchado muchas historias de la Isla de Mona y de lo fabulosa que es, pero nada de lo que había visto en fotos o en videos le hace honor a esta paradisiaca belleza natural. Mona, cuyo nombre se deriva del cacique arauco Amoná se caracteriza por sus acantilados. En ésta podemos visitar las dos áreas de acampar que se encuentran localizadas en las playas Sardinera y Pájaros.

Desde la entrada de sus maravillosas cuevas, como lo es la más conocida Cueva Lirio, puedes ver varias ventanas que muestran paisajes sacados de revistas. Por su parte, la Cueva de Agua tiene una entrada que no te anticipa la aventura a través de un orificio que culminará en una cámara de agua, lugar descriptivo como uno especial para Dioses.

El faro es otro de los lugares que puedes visitar y el cual te transporta en la historia. La vista y el silencio que lo acompaña te hacen sentir que estas en otro mundo. Su flora es predominada por cactus y arbustos. Mientras que en su fauna se distingue la iguana endémica de Mona (Cyclura stejnegeri), una gran diversidad de aves, así como la presencia de especies exóticas como las cabras y los cerdos salvajes.

Dato importante es que Isla de Mona es considerada como el lugar más importante y de mayor anidaje del carey de concha (Eretmochelys imbricata) en Puerto Rico y uno de los más importantes en la región del Caribe. La Reserva Natural Isla de Mona es administrada por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales de Puerto Rico, agencia responsable de emitir permisos para visitas para propósitos de acampar y científicos. Para más información puede comunicarse al 787-999-2200 extensiones 5610 ó 2847.