Visita al río y algo más

0
186

En busca de otras experiencias, nos comentaron de una aventura a realizar en el Municipio Autónomo de Caguas y en la cual se podía hacer descenso en cuerdas y tirolianos. Con esa meta en mente fue que llegamos al Barrio San Salvador donde conocimos a nuestros guías Diego y Héctor quienes nos orientaron del equipo y de la excursión que estábamos próximos a comenzar. Una vez ya listos, iniciamos el camino río arriba el cual demuestra la grandeza de la naturaleza con unas piedras colocadas como escalones y de donde discurría agua cristalina. Durante el camino, los guías nos fueron explicando las especies de plantas que observamos. Al llegar al destino final, a la altura de una cascada de 80 pies aproximadamente, es que comenzamos hacer el descenso por soga.

El bajar y sentir sobre uno el agua de la cascada es algo místico y emocionante. Luego comienzas río abajo (siempre con la ayuda y seguridad de los guías) hasta llegar a los tirolianos. Al concluir la aventura, los guías nos llevaron a la casa de la Sra. Benencia Vega y su familia, quienes nos recibieron con un almuerzo criollo y atenciones familiares.

Esto con el fin de fomentar la integración de la comunidad en el ecoturismo y el compartir con la familia de uno de los guías. Esta experiencia es diferente a cualquier visita a un río; es una aventura con seguridad y cariño familiar. Esta aventura la pueden realizar niños desde 12 años en adelante y es coordinada por la compañía Rocaliza. Esta compañía también ofrece cursos de descenso por soga “rapelling” y escalada.

Cita aventurero de Río
La experiencia de hacer rappelling y zip line por primera vez en mi vida fue grandiosa. Nunca me imaginé realizarlo por temor a las alturas, pero me enorgullece haberme armado de valor e intentarlo. Esta oportunidad de hacer algo extremo y estar en contacto con la naturaleza me demuestra que en Puerto Rico se puede disfrutar de diferentes actividades donde se pueden conocer sus encantos.