Así se bucea en Desecheo

0
321

Por JP Zegarra


Sikeo, o tierra alta como le llamaban los indios taínos, es una montaña en medio del pasaje de la isla de Mona. Desde la travesía en barco disfrutas el paisaje; el fondo del mar se ve increíble. Siempre que visito Sikeo quedo sorprendido con el azul profundo y cristalino que reflejan sus aguas.

Al llegar, ya ansioso por lanzarme al agua, preparé mi equipo de buceo y mi cámara. Una vez listos, nos lanzamos y nos convertimos en peces al ingresar a ese mágico paisaje. El agua es tan clara que se te hace difícil decidir hacia dónde mirar. La escena submarina es grandiosa y el buceo en Desecheo solo puede ser descrito como una caja de sorpresas.

Los acompañantes en esta aventura son corales, esponjas, diferentes clases de peces, tortugas y tiburones. Durante los meses de invierno puedes ir acompañado del canto de ballenas jorobadas. Bellos arrecifes de todas clases, cavernas, túneles, surcos y lo que queda de un barco hundido junto a su inmenso ancla son parte de las decoraciones marinas que engalanan el recorrido.

En esta área hay buceo de dificultad fácil y avanzada. Mi área favorita es el famoso “yellow reef” pero hay que ser cauteloso con las corrientes y la profundidad del lugar. Es importante conservar estas bellezas naturales para continuar disfrutando de la diversidad marina que ofrece el área.

Por esta razón, desde el año 2000 media milla náutica alrededor de Desecheo fue designada como reserva marina y zona de no pesca. Con la ayuda de todos Desecheo es, y seguirá siendo, uno de los mejores lugares para bucear en Puerto Rico. Para realizar esta buceada puede consultar a un operador de buceo del área.