Iguazú: Toda una maravilla

0
16

Cuando nos mencionan a Argentina rápido pensamos en parrilladas, tango, vino y la Patagonia. Sin embargo, Argentina es mucho más que eso. Al norte del país se encuentra la provincia de Misiones y en ella la mágica ciudad de Puerto Iguazú. Iguazú es una palabra en el idioma guaraní y significa aguas grandes. Esta cuidad es un paraíso natural y es escenario de experiencias memorables. Su principal atracción son las cataratas de Iguazú, declaradas en 2011 como una de las nuevas siete maravillas naturales del mundo moderno. Las cataratas están rodeadas de la exuberante selva Paranaense dentro del Parque Nacional de Iguazú, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984.

La belleza natural del entorno es una invitación a adentrarse a un estado de relajación mientras se descubre una aventura memorable. Las excursiones comienzan en el parque. Desde ahí, tomas un tren que te conduce hacia el primer sendero que es un recorrido por la parte superior del río Iguazú. Este recorrido es a través de un puente hasta llegar a una impresionante caída de agua conocida como “la garganta del Diablo”. Este es el salto principal de las cataratas. El recorrido por la parte norte, en el cual bordeas escalofriantes saltos de agua y maravillosos paisajes, es una excelente oportunidad para obtener fotos espectaculares en cada paso que das.

Sin embargo, la aventura no termina ahí. No en vano se conoce a esta experiencia “la gran aventura”. En este punto del recorrido llegas en un vehículo tipo safari y consta de un recorrido en bote por la parte de debajo de las cataratas para que puedas observar la caída desde abajo. ¡Ve preparado para mojarte porque estarás pasando por debajo de las cataratas! La combinación de adrenalina y emoción hará de esta maravillosa experiencia una aventura que jamás olvidarás. Esta aventura permite que cada persona disfrute del entorno ya que el parque consta de múltiples senderos con diversos niveles que dan la opción de recorrerse de acuerdo con la capacidad del visitante.

Además de las cataratas, Iguazú tiene una diversidad cultural a otro nivel. Cuentan con La Aripuca, que es un complejo que consta de un monumento construido con enormes troncos de árboles nativos. La construcción del parque fue pensada para dar un espacio de reflexión y despertar conciencia sobre la preservación del medio ambiente. Este complejo es uno de los atractivos turísticos más importantes de Puerto Iguazú.

En el complejo se pueden realizar eventos, hay un restaurante y tiendas de artesanos locales. Para compras más especializadas, Iguazú ofrece el Duty Free Shop ubicado en la frontera con Brasil. En este espacio encontrarás un concepto no tradicional de compras ya que las tiendas están ubicadas en forma circular por categoría. En el centro hay una barra para deleitarte con sus cervezas y cocteles.

Para llegar a Iguazú hay que tomar un vuelo directo desde Argentina. Hay salidas diarias desde los principales aeropuertos de Buenos Aires con una duración de hora y media. La mayoría de los hoteles se encuentran dentro de la reserva natural lo que convierte la experiencia en toda una exploración natural y contacto directo con el entorno. Es un destino que todos debemos conocer. Para más detalles puedes visitar www.iguazuconventionbureau.com